Consigue tomates grandes y sabrosos con el New Garden System

Los tomates son uno de esos frutos deliciosos que pierden su sabor en las grandes plantaciones industriales, o al menos es la sensación que tiene uno cuando se hace una ensalada con tomates comprados etomates new gardenn un supermercado cualquiera de la ciudad. Por eso, desde New Garden te proponemos que plantes tus propios tomates en casa.

Puedes plantar, además, tanto tomates tradicionales, como los pequeños tomates cherry. Así podrás combinar ambos tipos en tus ensaladas, o elegir el que mejor te venga para cada plato. Los tomates son unos frutos que requieren unos cuidados determinados, que te resumimos a continuación.

1. Agua en abundancia, y de más a menos. Para los tomates debes asegurarte de que los ciclos de riego sean regulares y abundantes, sobre todo mientras se está desarrollando la planta. Una vez que la fruta empieza a madurar, es mejor regar menos. De esa manera, se intensifica la concentración de azúcar y obtendrás unos tomates más sabrosos. Lo bueno del sistema de riego de New Garden no tendrás que regarlos tantas veces ya que en la base de nuestras macetas se acumulan hasta 4 litros de agua que la planta puede ir absorbiendo cuando la necesite.

2. Luz, luz y más luz. Los tomates necesitan mucha luz para crecer fuertes y jugosos, por lo que te recomendamos que sitúes la maceta en la zona del jardín, la terraza o el balcón, a la que llegue más luz natural. Además, para asegurarte de que la luz incide directamente, puedes plantar los tomates en la parte superior de nuestras macetas New Garden, y utilizar los huecos del tronco para plantar lechugas u otras hortalizas.new garden tomates

3. Nutrientes por doquier. Los tomates son una planta voraz que necesita una gran cantidad de nutrientes. Lo bueno del New Garden System es que nosotros te indicamos en nuestras instrucciones la cantidad de nutrientes que debes echarle al agua, al igual que hacemos con los fertilizantes. En el interior de nuestras macetas New Garden se encuentra un sustrato llamado ‘perlita’, que se encarga de absorber y guardar parte de esos nutrientes de manera que, a medida que vas regando las plantas una y otra vez, el agua pasa por las perlitas y absorbe esos nutrientes, repartiéndolos por todo el interior de la maceta para que las raíces lo absorban directamente.

4. Calorcito rico. Pueden plantarse todo el año pero la mejor época es, en realidad, en verano. En la época estival, con el calor del sol, es en la que más grandes y jugosos crecen. Por eso ahora que se acerca el otoño, tal vez puedas ayudarte de un plástico por encima que filtre la luz solar y haga efecto invernadero.

Fuera los brotes improductivos. Cuando crecen brotes entre dos ramas, lo más recomendable es quitarlos. No dan fruto pero sí restan energía a la planta, por lo que son un estorbo. ¡Elimínalos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>