shutterstock_380990191

Reconocer y detectar problemas en nuestras plantas

Puede que cuando te des cuenta de que a tu planta le pasa algo ya sea demasiado tarde para remediarlo. Así que hoy vamos a darte unos consejos para poder detectar a tiempo si tu planta tiene algún tipo de deficiencia y puedas subsanarla a tiempo para que no se eche a perder. Nos referimos a deficiencia cuando algún nutriente no está presente o no en la cantidad en que debería, lo que influye tanto en el crecimiento como en el desarrollo de la planta. Manchas, decoloraciones o crecimientos inadecuados son síntomas característicos de alguna anomalía en la disposición de nutrientes. Los más comunes son:

  • Carencia de fósforo. La anomalía específica de la falta de este nutriente es que las hojas pasan de un verde apagado a rojo o púrpura hasta que se secan. Tanto los tallos como los nuevos brotes son excesivamente débiles e incluso hay una escasez de raíces.
  • El nitrógeno es quién hace que las plantas luzcan vigorosas, por lo que si las hojas de tu plantas empiezan a volverse amarillentas desde la base, no crece y tiene un follaje bastante reducido, probablemente tenga falta de este nutriente.
  • En el caso de escasez de hierro las hojas que se tornarán amarillentas serán las más nuevas, aunque sus nervios seguirán de color verde. Las hojas se arrugan y acaban cayéndose. El problema del hierro viene normalmente enlazado al sustrato, por ello es importante que controles el pH, puesto que si es alcalino (superior a 7’5) tendrás más probabilidades de tener este problema de hierro.
  • La carencia de potasio se ve en las hojas más antiguas, pues empiezan amarillear desde la puta hasta secarse. La floración es prácticamente inexistente. La falta de potasio deja a la planta vulnerable contra las plagas.
  • Una deficiencia de calcio provoca necrosis en las puntas de las hojas más jóvenes, las deforma y, de forma general, las curva hacia abajo. Además, los tallos son más débiles y también van cogiendo un tono amarillo claro. Las hojas pueden presentar manchas.

Para evitar estos problemas solo tienes que buscar el abono adecuado que sea enriquecido en el tipo de nutriente en el que presenta deficiencia.

Aunque siempre es bueno aprender cosas nuevas, con nuestro sistema hidropónico no tendrás estos problemas, pero no gusta contarte nuevas cosas interesantes, y así de paso hacerte ver lo cómodo que puede llegar a ser My Pot y la de molestias que puedes evitarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>