shutterstock_287209118

Decoración con plantas para mejorar el estudio

Puede que te resulte bastante raro que relacionemos plantas y estudio pero cuando termines de leernos comprobarás que realmente llevarlos de la mano es una idea que conlleva muchos beneficios para ti, así que toma nota.

Por regla general, solemos estudiar en sitios cerrados repletos de libros que no cuentan con una ventilación natural, por lo que a pesar de tener un sistema de climatización el aire suele estar bastante cargado. Las plantas durante la fotosíntesis liberan, en forma de vapor de agua, casi la totalidad de agua que toman para nutrirse, lo que humidifica el aire y te hará respirar mucho mejor.

Seguro que has oído hablar de los COV’s (Compuestos Orgánicos Volátiles). Son sustancias nocivas que se encuentran en alfombras, bolsas de basura, tintas, fibras sintéticas o pinturas. Imagina la cantidad de COV’s que puede haber en una biblioteca. Pues las plantas eliminan aproximadamente el 87% de esas sustancias, absorbiéndolas, llevándolas al sustrato y, una vez allí, convirtiéndolas en alimento para ellas.

También se ha demostrado que la presencia de naturaleza en espacios académicos u oficinas aumentan la concentración y disminuye las enfermedades, en gran medida aquellas que nos produce el estrés, puesto que la simple presencia de naturaleza nos relaja.

Somos conscientes de que no vas a ir a una biblioteca con los libros y una planta bajo el brazo, pero sí que puedes acondicionar tu parte de la oficina o tu zona particular de estudio o de lectura para que se te haga mucho mas llevadero. Así que vamos a decirte que elección sería una buena opción para ello.

  • Potus (Epipremnum aureum). Lo que mucho conocemos simplemente como “poto” es un opción excepcional para un despacho. Aparte de estéticamente quedar fantástico, es muy fácil de conseguir. Resistente y sin requerir cuidados especiales, se adapta a temperaturas desde los 17º a los 30ºC. Absorbe formaldehído, xileno y benceno, que son algunos de los COV’s más presentes en lugares de estudio.
  • Palmera de bambú o palmera china. En este caso es un opción ideal si tienes una zona amplia, pues puede llegar a crecer hasta 3 metros de altura.
  • Árbol de caucho. Una planta que posee en un rápido crecimiento por lo que también necesitas espacio. Muy resistente y con una amplia capacidad de humidificación.
  • Espatifilo. Una planta que no necesita mucha luz ni grandes cantidades de agua, aunque no soporta muy bien las corrientes de aire.

Estas cuatro opciones absorben los COV’s más comunes que puedes encontrar en zonas de lectura, de estudio u oficinas, por lo que deberías empezar a decidir cuál quieres que te acompañe en tu día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>