shutterstock_264514838

Vitaminas: tipos y ventajas

Te habrán repetido hasta la saciedad lo importantísimas que son las vitaminas para la salud, y seguro que sabes que existen muchísimas pero, ¿sabes exactamente para qué sirve cada una y dónde puedes obtenerlas?

  • Vitamina A. Si tu madre no te hizo chantaje de pequeño para que comieras zanahoria (que contiene en gran proporción esta vitamina) porque es muy buena para la vista te envidiamos, a nosotros nos lo repetía continuamente. Lo peor es que como siempre, las madres tenían razón. Las funciones de la vitamina A son diversas: colabora en la formación y en el correcto mantenimiento de los huesos, la piel y también los dientes por lo que resulta ser totalmente esencial para el organismo humano. También se la conoce como retinol debido a que genera pigmentos que ayudan al buen funcionamiento de la retina, por lo que también es beneficiosa para la visión -sabias madres-. Además de la zanahoria, la mayoría de los vegetales de hojas verdes, las calabazas o la remolacha son fuentes de esta vitamina.
  • Vitamina D. Esta vitamina va de la mano con el calcio, pues es la responsable de su correcta absorción a los huesos. Nuestro cuerpo necesita sol para que esta vitamina funcione correctamente. Fuentes de vitamina D son la soja, los productos lácteos y los huevos.
  • Vitamina E. La Vitamina E resulta esencial para el organismo dado que es un antioxidante que ayuda a proteger los ácidos grasos. Además, preserva al organismo de la formación de moléculas tóxicas resultantes del metabolismo normal, como las que ingresan por las vías respiratorias o bucales. Para obtener vitamina E consume albahaca, orégano, albaricoques y cacahuetes.
  • Vitamina K. Las funciones de vitamina K están principalmente ligadas a la coagulación de la sangre. Sin esta vitamina la sangre no puede coagularse y se producen múltiples hemorragias internas. La cebolleta, las coles de Bruselas, el brócoli o los espárragos son fuentes de vitamina K.
  • Vitamina C. ¿A qué se te ha venido a la cabeza el zumo de naranja? Tiene numerosas propiedades, como antioxidante, influye en la síntesis de colágeno, en la cicatrización, en la función inmune y en la síntesis de neurotransmisores, interviene en la formación del tejido conjuntivo y en la regulación de la resistencia capilar y ósea. Previene el escorbuto (enfermedad cuyos síntomas son: debilidad, dolor muscular y articular y hemorragias espontáneas en las encías y en la piel que tardan en cicatrizar). La encontrarás, por supuesto, en los cítricos, en fresas y grosellas, en el kiwi y en verduras y hortalizas como el pimiento, la col, el nabo, el rábano, el brécol, las patatas o perejil crudo.

Estas son solo algunas de las numerosas vitaminas que existen, pronto te hablaremos de otras y de qué debes comer para ingerirlas.

Escrito en salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>