Cómo preparar un pisto con ingredientes naturales y caseros

Cómo preparar un pisto manchego casero

Ya sabes que nos gustan mucho las recetas saludables, pero es que además con My Pot es muy sencillo porque parte del supermercado lo tienes en casa, por lo que cocinar se hace más sencillo.

Hoy queremos enseñaros cómo hacer pisto, un clásico de todas las casas españolas, que si aún no te has atrevido a hacerlo en casa no sabemos a qué estás esperando, ya que es una receta muy fácil de hacer.

Como suele pasar, y más con platos tan conocidos, suele haber bastantes variantes, pero la base de todo pisto que se precie debe ser tomate y pimiento, y luego se le suele añadir ajo, cebolla y calabacín. Al contrario de lo que se suele creer este plato no necesita mucho aceite, por lo que suele ser muy saludable y bajo en calorías. Quizás el problema resida en el acompañamiento, porque a pesar de combinar muy bien con carnes y pescados, como está realmente bueno es con un huevo frito encima y un buen trozo de pan, pero ya el acompañamiento te lo dejamos a elección.

Pasos para preparar un pisto casero

Lo primero es lo primero, los ingredientes:

  • 1 cebolla grande o 3 dientes de ajo.
  • 2 pimientos verdes.
  • 1 calabacín.
  • 400 gramos de tomate triturado.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • Sal.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • Pimienta negra recién molida.
  • Aceite de oliva virgen extra.

¡Y a cocinar!

Primero trocea todas las verduras en dados (los calabacines no los peles, solo trocéalos).

En una cazuela de tamaño mediano pon el aceite y añade los ajos y la cebolla. Rehógalos unos minutos y, a continuación, echa los pimientos. Sofríe durante unos minutos y añade los calabacines. Deja que se cocine unos minutos y añade el tomate, un poco de sal, la pimienta y el comino.

Ahora solo queda dejarlo a fuego suave hasta que el tomate este frito.

¿Has visto qué fácil? Como consejo te diremos que el pisto está incluso más bueno de un día para otro. Así que si eres de los que tienes que llevarte la comida de casa ya tienes otro plato para incorporar al menú.

Escrito en Recetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *