Cómo hacer un wok de verduras en casa

Wok de verduras caseras

El wok de verduras es un plato que no es en absoluto novedoso, pero que si es cierto que en los últimos tiempos se está poniendo muy de moda, e incluso ha llegado a ser el responsable de que muchos de los que renegaban de comer verduras se estén aficionando a ellas. Por eso motivo nos parece importante que sepas cómo hacer un wok de verduras en tu propia casa, y si ya es con tus propias verduras cultivadas con My Pot, mejor que mejor.

Un wok no es más que un utensilio tradicional de la gastronomía oriental que nos permite cocinar de forma saludable, que estamos convencidos de que si te haces con uno le vas a dar mucho más uso del que imaginas.

Cómo preparar un wok de verduras

Pero empecemos con la receta. Como siempre vamos a darte una idea general, si bien es cierto que en el caso de esta receta puedes elegir las verduras al gusto, lo más normal es que te encuentres las siguientes:

  • Una cebolla mediana.
  • Medio pimiento verde.
  • Medio pimiento rojo.
  • Medio calabacín.
  • Dos zanahorias.
  • Un diente de ajo.
  • Champiñones frescos.
  • Salsa de soja.
  • Pimienta negra molida.
  • Sal y aceite de oliva virgen.

Como ves, los ingredientes no tienen dificultad alguna, así que es algo que te costará muy poco plantear para cualquier día.

Su preparación es bien sencilla. Primero debes lavar bien los pimientos, abrirlos y quitarles el tallo y las semillas del interior. Pela la cebolla, las zanahorias, el diente de ajo y el calabacín. Lava los champiñones frescos, para quitarles la tierra que pudieran tener y lamínalos. Cuando estén todos listos, trocéalos todos en tiras no muy largas y que sean finas, de un tamaño similar; y el ajo debes picarlo bien finito.

Pon el wok a calentar a una intensidad fuerte, y cuando ya haya cogido temperatura echa un chorrito de aceite de oliva virgen. Añade el ajo y las zanahorias y comienza a cocinarlas sin dejar de remover para que todo se cocine por igual. Los demás ingredientes han de irse agregando según sea más o menos duros para cocinarse, por lo que cuando ya esté la zanahoria, es el turno de los champiñones laminados, después los pimientos, tanto el rojo como el verde, y, por último, el calabacín y la cebolla. Entre cada tanda de ingredientes debes esperar unos 2-3 minutos para que todo se vaya cocinando bien. Cuando todo esté en su punto añade un poco de sal y de pimienta negra. Para finalizar llega el turno de la salsa de soja, remueve todo muy bien y sírvelo bien caliente. Verás que delicia con algo tan sencillo.

Puedes comerlo tal cual o usarlo para acompañamiento, que dará un toque original y saludable a cualquier plato.

Escrito en Recetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>