Beneficios para la salud de comer uvas

Uvas, necesarias más allá del 31 de diciembre

En casi cualquier casa española, al hablar de uvas se nos viene a la cabeza directamente la noche de fin de año. Y es que está fruta suele usarse en muchas ocasiones únicamente para esta tradición, pasando desapercibida el resto del año.

Sin embargo, esta pequeña fruta es muy poderosa a pesar de su tamaño, por lo que debería consumirse más a menudo.

Existen más de tres mil variedades, pero se las suele dividir entre uvas de mesa, para consumir frescas o desecadas, y uvas viníferas, que son más ácidas. Pueden ser negras, moradas, amarillas o rosadas. Todas ellas poseen grandes beneficios para la salud.

Beneficios de las uvas par ala salud

Las uvas son una gran fuente de fibra y un laxante natural excelente, si tienes necesidad de tomarlas con esta finalidad lo mejor es que las comas con piel y semillas, ya que son estos los elementos que más ayudan a regular el funcionamiento del intestino.

Seguro que has visto más de una crema que lleva uva entre sus componentes, y es que esta fruta tiene propiedades cosméticas. Gracias a su gran capacidad de hidratación ayuda a embellecer la piel, evitando las arrugas y otros síntomas de sequedad.

Con lo pequeñitas que son, su alto contenido en azúcares e hidratos de carbono la otorgan una propiedad energizante muy alta, por eso, suele recomendarse para aquellas personas que practican deporte de forma regular o para aquellas de realizar esfuerzos mentales considerables.

Su alto contenido en potasio es ideal para regular la presión arterial, ya que reduce los niveles de sodio en sangre. Esta cualidad también las hace perfectas para depurar el cuerpo. Esto se debe a que ayudan a regular la cantidad de líquido presente en el organismo. También poseen vitamina B, de gran importancia para metabolizar las grasas e hidratos de carbono.

Son un potente antioxidante. Las uvas se destacan por su contenido de polifenoles, compuestos que protegen las células de agentes dañinos tales como los tóxicos o los radicales libres.

Así que olvídate de consumirlas solo el 31 de diciembre y empieza a incorporarlas a tu dieta. Si quieres disfrutar de todo el proceso antes de llevártelas a la boca, es tan sencillo como cultivarlas en nuestra mesa de cultivo automática My Pot.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>